#programación

Menú

Juait + Lorenzo Senni

Sala Capitol |

22:30 h apertura de puertas a las 22:00 h

10€

Juait

Juait procede de la costa atlántica gallega. Musicalmente influenciado en gran parte por la isla británica al norte y por el vecino Portugal, al sur, sus producciones y sets se caracterizan por la influencia de los ritmos rotos, los breaks, electro, grime y la escena club más experimental.

Dentro del corps sonoro de este productor de Santiago de Compostela se entrecruzan todo un mural de referencias en crecimiento, de falanges y encadenados rítmicos, que incluyen el tarraxo, los ritmos UK, las percusiones y los ambientes más dark. El objetivo: sumergir al oyente en un océano embebido en un caleidoscópico crisol de experiencias y estados emocionales surgidos de la heterodoxia dance.

Bajo su propia bipolaridad, establecida entre la euforia raver y la intimidad de las atmósferas circundantes, Juait plasma su huella en un caleidoscopio de variaciones empapadas en personalidad cibernética única y resplandeciente.

Lorenzo Senni

Lorenzo Senni nunca fue raver. Al crecer en Rimini, el joven artista se sintió fascinado por la cultura del baile al ver a sus amigos cercanos interactuar con un mundo químico teñido de neón que no coincidía con el suyo. Senni era un voyeur de la rave, que estudiaba el hedonismo desde la distancia, fascinado por su encanto maximalista y expresivo.

Cuando Senni lanzó Quantum Jelly en 2012, marcó el comienzo de un desafío continuo. Utilizando el lenguaje estético de la música de baile, permitió que su curiosidad de observador ajeno informara su propio estilo experimental: "trance puntillista".

En Persona, de 2016, Senni amplió el trance pegajoso de sus primeros discos a un formato HD, añadiendo memorables ganchos pop que parecían sacados de un programa de anime o un videojuego. Scacco Matto continúa en esta línea; es un álbum de canciones, no de ideas. Y aunque el sonido sigue basándose en el JP-8000 de Roland, la influencia del trance está ahora inscrita en el ADN de la música, y no simplemente en la superficie. Se trata de un álbum que se nutre del humor en una escena de baile cada vez más sombría que da prioridad al techno de escala de grises y a la iconografía oscura.

Senni ve su música reflejada en la obra del fotógrafo John Divola; no está destruyendo la música de baile, sino vandalizándola. Antes era un voyeur de la rave, ahora es un “cantautor rave” con años de experiencia que informan sus elecciones. Toma decisiones más atrevidas, se burla de las fórmulas comerciales y ridiculiza la música de baile con sensibilidad, habilidad y experiencia. En Scacco Matto, Lorenzo Senni completa un agonizante rompecabezas, haciendo un guiño a la cámara: jaque mate.