Blog

Ulrich Seidl, Bertrand Mandico y Jessica Sarah Rinland, primeros protagonistas de Curtocircuíto 2018

Noticias

Anunciamos los primeros invitados de nuestra 15ª edición, que visitarán la ciudad entre el 29 de septiembre y el 7 de octubre. Se trata de los cineastas Ulrich Seidl y Bertrand Mandico, a quienes se dedicarán sendas retrospectivas, y Jessica Sarah Rinland, directora que protagonizará la sección Púlsar.

Fotografía: Sepp Dreissinger

Hoy anunciamos los primeros invitados de la 15ª edición de Curtocircuíto, que visitarán la ciudad entre el 29 de septiembre y el 7 de octubre. Se trata de los cineastas Ulrich Seidl y Bertrand Mandico, a quienes se dedicarán sendas retrospectivas, y Jessica Sarah Rinland, cineasta que protagonizará la sección Púlsar.

Ulrich Seidl (Viena, 1952) es uno de los grandes nombres del cine de autor de las últimas décadas. El cineasta austríaco comenzó su carrera en 1980 con el filme One Forty y continuó con películas premiadas como Good News (1990), sobre vendedores de periódicos en Viena; Animal  Love (1995), alrededor de la intensa relación de diversas personas con sus mascotas; o  Models (1998), que ahonda en la vida privada de tres modelos. Ya en estas obras iniciales aparece el retrato de la hipocresía de las convenciones sociales occidentales que caracteriza su obra. La consagración le llegó con Hundstage (Dog Days), que ganó el Premio Especial del Jurado en el Festival de Venecia de 2001. Desde entonces, filmes como Import  Export (2007), la exitosa trilogía Paradise (2012) o Safari (2016) han pasado por las secciones oficiales de Cannes, Berlinale y Venecia al tiempo que protagonizaban estrenos controvertidos por su acercamiento a temas como el turismo sexual, la fe cristiana o la caza. Del mismo modo, las obras del cineasta han obtenido premios en festivales como a Viennale, Gijón, Sevilla o Karlovy Vary.

El estilo cinematográfico de Seidl se caracteriza por su precisión formal y la mezcla de métodos del documental y de la ficción. «Hago películas. A veces películas de ficción con elementos documentales, y a veces documentales con elementos ficcionales. Sólo películas». El cineasta no ejerce juicios morales sobre las personas que filma sino que, a través de sus puestas en escena, entre lo realista y lo artificioso, empuja al espectador a cuestionar su propia moral. Estas características le han convertido en una figura imprescindible del cine reciente, elogiado por directores como Werner Herzog o John Waters, quien lo consideró heredero de Fassbinder.

Según Pela del Álamo, director artístico de Curtocircuíto, «Ulrich Seidl es uno de los maestros del cine contemporáneo, no únicamente por su virtuosa búsqueda de los límites entre realidad y ficción, sino por su capacidad de generar una empatía que redime los personajes de lo grotesco, dejando espacio para que los espectadores podamos sentir y conectarnos con ellos según nuestras propias vivencias».

La voluntad transgresora de Seidl la comparte el director francés Bertrand Mandico (Toulouse, 1971), singular por su bizarrismo cromático, un estilo ecléctico con la capacidad de crear universos de una imaginación visual desbordante, fusionando y desintegrando los géneros tanto en el sentido narrativo como en el sexual. «Me encuentro en un contexto muy queer, que asocio también con una suerte de underground, de vanguardia, que está basado en lo que no es la norma sexual y está más en el campo de la investigación, podriamos decir, o de la apertura de mente». Tras formarse en animación en Gobelins, Mandico escribió y dirigió numerosas películas en las que utiliza de forma virtuosa todo tipo de técnicas artísticas (fotografía, collage, dibujos...). Entre ellas destacan Notre-Dame des Hormones (2015), Prehistoric Cabaret (2014) o el largometraje Les garçons sauvages (2017), estrenada en el Festival de Venecia. En la actualidad el cineasta está trabajando en un proyecto de 21 películas en 21 años con Elina Löwensohn, una reflexión sobre el estado físico de la actriz y la ficción. La de Curtocircuíto, que llevará el nombre de Une rétrospective a Bertrand Mandico avec son actrice fétiche Elina Löwensohn será la primera retrospectiva que se le dedique en España.

Será nuestra sección Púlsar, que cada edición pone en valor el trabajo de cineastas emergentes, la que ponga, también por primera vez en España, el foco sobre el trabajo de Jessica Sarah Rinland, una de las promesas del cine experimental. Teniendo el séptimo arte como eje principal, su obra, al igual que en el caso de Mandico, dialoga con otras disciplinas como la etnografía y la fotografía.

La cineasta argentino-británica ha expuesto su obra en galerías, festivales de cine y universidades, tales como el New York Film Festival, el BFI London Film Festival, Rotterdam, Oberhausen, el Festival Internacional de Cine de Edimburgo y Bloomberg New Contemporaries. Actualmente es artista asociada en Somerset House Studios y becaria del Centro de Estudios Cinematográficos de la Universidad de Harvard.

En este 15º aniversario continuaremos evolucionando desde el cortometraje hacia contenidos interdisciplinares, ahondando en la fusión entre diferentes artes. Más allá del cine, Curtocircuito realizará un completo programa dando continuidad a ‘Alrededor del sonido’, en el que también habrá espacio para la música y el pensamiento con proyecciones, actividades formativas y diversas  performances que tendrán lugar en diferentes emplazamientos de la ciudad.

 

Primeros abonos integrales a precio reducido

Hasta este viernes 31 de agosto pueden adquirirse a través de Entradas Abanca los abonos integrales para la 15ª edición de Curtocircuíto. Estos abonos, disponibles a un precio reducido de 20 €, darán acceso a todas las proyecciones y conciertos del festival, que se celebrará desde el 29 de septiembre hasta el 7 de octubre. Quien haga ahora su compra podrá retirar los abonos desde el 24 de septiembre en la taquilla del Teatro Principal de Santiago de Compostela.

A partir del 1 de septiembre también será posible adquirir abonos integrales a un precio de 30 € y abonos de proyecciones y conciertos por separado, a un precio de 18 € cada uno, por lo que esta oferta inicial es perfecta para las espectadoras y espectadores que quieran gozar al completo de Curtocircuíto.

 

[Curtocircuíto está organizado por el Concello de Santiago, subvencionado por la Deputación da Coruña y cuenta con la colaboración de AGADIC]